Pagos digitales y sin contacto son el futuro de la economía

Pagos digitales y sin contacto son el futuro de la economía

En la actualidad es evidente la importancia de poder realizar cualquier tarea de la forma más rápida posible, pues muchos consideran que es una forma de garantizar una mayor productividad.

Es por eso que la apuesta por la creación de nuevas tecnologías y herramientas es el objetivo principal de muchas personas y empresas en la actualidad.

En este sentido, en los últimos años una de las herramientas que más ha evolucionado es la de los pagos. El proceso ha cambiado la dinámica tanto para los usuarios como para las empresas, con beneficios que van más allá de la rapidez.

Entre los pagos digitales utilizados en la actualidad están el uso de tarjetas, las e-wallets, las transferencias y las muy comentadas criptomonedas. Con esta última opción no solo se habla de pagos digitales, también se incorpora el término de monedas digitales.

Una opción que ha ganado mucha popularidad por la posibilidad que tienen los usuarios de mantener sus datos privados y porque se considera la opción más segura. Aunque en la actualidad se estima que el método favorito de pago de los usuarios mexicanos en las compras en línea es a través del uso de tarjetas de débito.

¿Qué son los pagos digitales?

Son transacciones que ocurren a través de medios o por métodos digitales. Otorga una forma más automática y segura, que puede ser auditable a la hora, de hacer pagos.

En México las políticas relacionadas con los pagos digitales han permitido una mayor adopción de esta forma de hacer transacciones. Por ejemplo, en 2013 se reformó la ley de telecomunicaciones, esto permitió reducir el costo de los dispositivos móviles, lo que se tradujo en un mayor nivel de conexión para la población y de uso de estos dispositivos. ¿La consecuencia directa? El aumento de los pagos digitales.

Además, en 2019 el gobierno del presidente López Obrador se encargó de promover el uso de pagos digitales con el objetivo de reducir el uso de efectivo y generar una mayor inclusión a nivel financiero.

Según varias encuestas, más de 750 micro empresas y pequeños comercios en México utilizan los pagos digitales desde o a raíz de la pandemia. Esto generó una impacto positivo para el crecimiento de la economía local.

A pesar de esto, en México el efectivo sigue siendo el método favorito de la población. Una de las razones para los expertos es que la infraestructura financiera en el país sigue siendo insuficiente, sobre todo en aquellos estados que son más pobres. Aunque se considera que México es uno de los países de la región que más ha avanzado a nivel de pagos digitales, junto con Argentina y Brasil.

Para 2014, se estimaba que entre el 20 y 40% de la población mexicana había recibido o hecho algún pago digital. Y aunque el adiós del dinero en efectivo no parece estar cerca de ocurrir, la pandemia aceleró la adopción de los pagos digitales en todos los ámbitos.

Uno de los ejemplos más evidentes de la importancia de los pagos digitales se ha vivido en los juegos de azar. A nivel mundial, los casinos en línea se han convertido en uno de los negocios con mayor rentabilidad y una industria con un importante aporte a la economía. Es por ello que es uno de los primeros sectores en donde se ha visto la integración de diferentes métodos de pagos en línea. Sobre todo por el crecimiento de los casinos en línea como método de entretenimiento.

Método digitales preferidos

Para 2021, según datos de Statista, México contaba con poco más de 50 millones de usuarios de pagos digitales. Esta cifra se espera que aumente a casi 80 millones para 2025. Se estima que cuatro millones de personas utilizaron este tipo de transacciones por primera vez a consecuencia de la pandemia.

Este crecimiento provocó que la preferencia por los pagos digitales pasara del 7% que existía antes de la pandemia, al 14% de la actualidad. Una cifra que ha permitido que las compras en línea y la actividad digital de los usuarios creciera a un nivel sin precedentes. Un crecimiento que también trajo nuevos retos para las empresas, obligadas a adaptarse a las nuevas tecnologías.

Las tarjetas siguen siendo el método favorito de los usuarios a la hora de pagar, tanto en comercios físicos como en línea. La opción sin contacto ya es utilizada por seis de cada 10 mexicanos hoy en día. Mientras que las e-wallet son la opción elegida por poco más del 20% de la población.

Datos de la Asociación Mexicana de Venta Online, muestran que entre los monederos virtuales se le da gran uso a Paypal o Google Pay y son elegidas por su rapidez y seguridad. Aunque Paypal también está considerado como un intermediario de pago, entre los que también son muy populares PayU, Mercado Pago o Conekta, esta última es especialmente atractiva para aquellas personas que no tienen ninguna cuenta bancaria, pues tienen la posibilidad de pagar en plataformas electrónicas con el uso de efectivo o tarjetas.

Aunque muchas empresas y usuarios siguen apostando a los pagos digitales y sin contacto, lo cierto es que su impacto y penetración en la economía todavía está lejos de alcanzar el máximo nivel. Lo importante es que hoy en día, tanto usuarios como empresas, cuentan con diferentes posibilidades, lo que supone un avance claro a nivel económico y tecnológico.

Otros lectores también leyeron ...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *