CV o LinkedIn, ¿cómo funciona cada herramienta?

CV o LinkedIn, cómo funciona cada herramienta

A medida que pasan los años, más son las personas que utilizan herramientas digitales para labrarse una carrera profesional, ya sea a través de proyectos personales o mediante canales que les permiten dar a conocer su trabajo mediante Internet. LinkedIn, la plataforma laboral más grande del planeta, sería una de estas herramientas.

Gracias a su crecimiento en popularidad, es común pensar que los currículum vitae estarían quedando como herramientas obsoletas al momento de buscar un empleo, pero ¿esto es así? Si aún no conoces cómo funciona un CV y cómo se diferencia de un perfil de LinkedIn, entonces sigue leyendo:

Cómo funciona tu CV

Los CV están diseñados para brindar información específica sobre tu historia educativa y profesional, así como datos relevantes sobre tus capacidades como especialista en una o varias áreas de trabajo. Debe incluir datos personales, de contacto, educación, posiciones de trabajo que has ocupado, entre otros.

La información debe elegirse cuidadosamente para atrapar el interés de los reclutadores sin malgastar su tiempo, explicando de forma precisa por qué eres ideal para el puesto que está a disposición. El CV funcionará como una carta de presentación que la empresa de tu interés utilizará para llevar a cabo el proceso de preselección de candidatos. 

Si eres un albañil, por ejemplo, debes explicar de forma concreta cuáles son tus habilidades en el área de construcción, dónde estudiaste y en qué te especializaste, si cuentas con permiso de conducir y de qué tipo, qué vehículo utilizas para transportarte si es que tienes uno, entre otros datos relevantes.

Si te interesa saber cómo elaborar un currículum en esta área, haz click para leer más.

Cómo funciona LinkedIn

Esta herramienta está desarrollada para contar una historia, no para hablar sobre talentos o aptitudes. Si bien es cierto que puedes listar estas cualidades en tu perfil, lo cierto es que la plataforma tiene como misión central ayudar a los profesionales a contar de forma estructurada su experiencia laboral.

La información dispuesta debe ser comprobable, es decir, contar con enlaces, recomendaciones y datos verificables sobre tu educación y desempeño profesional a lo largo de tu carrera. Adicionalmente, no debe ser demasiado formal, y explayarse en algunos de los detalles atractivos puede traer beneficios, todo lo contrario a un CV.

Cuando compartes tu información a través de LinkedIn, esta no está diseñada para ningún puesto o empresa en específico, sino que da a conocer de forma generalizada cuál es tu trayectoria. Con base en esta información, los reclutadores que utilizan la plataforma tomarán la decisión de contactarte para solicitar información adicional.

Muchos profesionales suelen adjuntar su CV en su perfil de LinkedIn, algo que suele ser bien visto por los reclutadores ya que brinda información más “digerida” que puede compartirse con la gerencia.

Aunque son herramientas similares en concepto, tu CV y tu perfil de LinkedIn son completamente distintos, no solo en diseño sino también en objetivos. Asegúrate de elegir la que más se adapte a tus necesidades y de complementar en vez de limitar tus opciones de desarrollo profesional.

Otros lectores también leyeron ...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *