De qué se trata el ERP Industrial y cómo afecta a nuestra empresa

De qué se trata el ERP Industrial y cómo afecta a nuestra empresa

Un ERP industrial (por sus siglas en inglés Enterprise Resource Planning) es una herramienta de gestión de producción que puede automatizar gran parte de los procesos involucrados en el desarrollo de la activida de un negocio.

Son sistemas de gestión de información que pueden generar un sistema en el que distintos departamentos queden integrados e informatizados: logística, finanzas, compras, recursos humanos, etc.

Su labor puede ser a todas luces muy beneficiosa para cualquier empresa. Tanto es así que queremos hablarte de algunas ventajas y de algunas repercusiones que puede tener en el funcionamiento de una empresa.

1.- Contribuye a centralizar toda la información

Uno de los beneficios más grandes de los ERP para empresas es que permite tener toda la información centralizada y organizada.

Frente a los procesos tradicionales en los que uno o varios operarios debían recoger información sobre los distintos procesos así como sobre los distintos departamentos, un software de control o ERP nos permite llevar a cabo un control de todos los parámetros en tiempo real.

Y es que los ERP industriales pueden conectarse a diferentes centralitas para llevar un registro pormenorizado de todos los procesos.

2.- Ayuda a establecer estrategias más eficientes

Como consecuencia de que ofrece una mayor disponibilidad y sistematización de toda la información, una ERP es una herramienta de gran ayuda a la hora de elaborar estrategias a corto, medio y largo plazo.

Es posible de hecho elaborarlas teniendo en cuenta la actividad de diferentes departamentos y sectores de una compañía para dinamizar todos sus resultados.

Con ello, nos da una mayor accesibilidad a la hora de cumplir nuestros objetivos y de paso coordinar mejor nuestros propios procesos con los de las empresas que rodean nuestra actividad hasta la entrega al cliente.

3.- Permite resolver incidencias y corregir fallos

Otra de las ventajas más importantes que pueden aportar los ERP al proceso productivo de una compañía y que está relacionada con las anteriores es que nos permite dar solución a posibles fallos que se produzcan en la cadena de producción, almacenamiento, ventas, etc.

Precisamente por ofrecernos parámetros en tiempo real nos permite aislar de una forma sencilla los posibles defectos que puedan producirse a lo largo de todos los procesos así como los que sean derivados de faltas o defectos en la comunicación interdepartamental.

4.- Ayuda a mejorar la capacidad de respuesta

Como suma a todas las anteriores ventajas, los sistemas ERP industriales pueden ayudar a elaborar respuestas en un tiempo más corto. Al permitir un alto grado de ajuste y de conocimiento de primera mano, nos ofrecen la posibilidad de elaborar mejores respuestas en el menor tiempo posible.

Esto puede ser crucial en aspectos logísticos tales como una adecuada gestión del stock o la implementación de estrategias como el just in time que, sin un control exhaustivo de todas las variables resulta imposible.

5.- Permite ahorrar costes de una forma sencilla

De nuevo, esta ventaja se presenta como una suma de las anteriores. Hay que decir que la naturaleza de los ERP es así: por su propia labor contribuyen a ir agregando valor al control de toda la producción haciendo que una ventaja se desencadene como consecuencia de las demás.

En este sentido, como consecuencia de una mejor calidad y profusión de la información, una mejor coordinación y la posibilidad de mejorar nuestras estrategias y nuestra capacidad de respuesta, los ERP son capaces de hacer que todo ello se traduzca en reducciones de costes relacionadas con la gestión del stock, labores logísticas y de producción en general y plazos respecto a nuestros clientes y proveedores.

6.- Mejora la calidad del producto y/o el servicio

La suma de todos los beneficios que hemos aportado sobre los ERP industrial o software de control se traduce, al fin y al cabo, en una mejora del proceso productivo en general que finalmente termina repercutiendo sobre la calidad del producto o el servicio que ofrecemos.

En efecto, la suma de todos esos factores hace que la producción quede enriquecida eliminando de ella todos los factores posibles que puedan distorsionarla y enfocando nuestra estrategia en una visión más a largo plazo.

7.- Permite hacer mediciones sobre la evolución de nuestras estrategias

En último término, un ERP permite hacer mediciones de parámetros específicos a lo largo de un periodo concreto de tiempo. Con ello, podemos establecer un punto de partida desde el que medir la respuesta que van teniendo los cambios y mejoras que introducimos.

Con ello podemos gestionar mejor los recursos que invertimos en cada uno de los procesos y, al mismo tiempo, comprobar en tiempo real cómo van evolucionando. Esto nos da la ventaja de poder ser más precisos en cada uno de los puntos de dicha estrategia e implementar al máximo un esquema de objetivos y gestión de recursos.

Por todo ello, debemos decir que un ERP industrial es una herramienta fundamental si quieres dar la bienvenida a una forma más eficiente de dirección.

Otros lectores también leyeron ...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *