Qué es la tasa de conversión y cómo mejorarla

Qué es la tasa de conversión y cómo mejorarla

La tasa de conversión es uno de los indicadores clave de marketing digital que cualquier empresa debería tener como una de sus prioridades. 

Si no sabes a qué hace referencia, tranquilo. En este post te vamos a explicar qué es la tasa de conversión, cómo se calcula y cómo puedes mejorarla para tener éxito en tus esfuerzos de marketing. 

¿Qué es la tasa de conversión?

La tasa de conversión es el porcentaje de visitantes a un sitio web que completa un objetivo u acción deseada del número total de visitantes.

Por ejemplo, la tasa de conversión ecommerce se indicaría, principalmente, a través de una compra. Sin embargo, en otros ámbitos puede ser: llenar un formulario, inscribirse a una newsletter, etc.

¿Para qué sirve la tasa de conversión?

Muchas veces, la principal preocupación de las empresas es atraer tráfico a su sitio web, pero si los visitantes no se convierten en leads, de nada sirve. A menos que tu página solo busque esos números. 

La conversión dentro de una web es imprescindible para los negocios porque:

  • Ayuda a conocer el ROI (retorno de la inversión) de las campañas de marketing digital.
  • Permite realizar optimizaciones dentro de una página o un ecommerce para lograr más compras.
  • Puedes conocer si hay frenos de compra para cambiar el proceso o algunos elementos y mejorar los resultados. 

¿Cómo se calcula la tasa de conversión?

Calcular la tasa de conversión es bastante sencillo. Solo tienes que aplicar la siguiente fórmula:

Cantidad de conversiones / Cantidad de visitas de una página multiplicado por 100.

Solo debes tener cuidado porque aquí no se contempla si un mismo usuario visita la misma página varias veces antes de realizar una compra. Es realmente raro y poco común que alguien realice esta acción en la primera visita a la web.

Debido a esto, suele emplearse otra fórmula actualmente:

Cantidad de conversiones / Cantidad de visitas únicas multiplicado por 100

Por ejemplo, si tienes un eCommerce con los siguientes datos:

  • Conversiones= 600
  • Visitas únicas= 8,000
  • Visitas de una página= 10,000

Tendríamos lo siguiente: 600 / 10000 x 100= 6%. Aplicando la segunda fórmula tendríamos: 600 / 8000 x 100 = 7.5%

¿Cuál es una buena tasa de conversión?

No hay una tasa de conversión buena o mala. La clave está en que cuanto más alta sea, es mucho mejor para las empresas y ecommerce. 

Esto dependerá de varios factores, como el sector de la empresa, los precios, los canales de venta que se empleen y la fase del embudo en que se encuentren los clientes. En general, una tasa de conversión media sería de entre 1 y 3%. 

¿No es muy alta, verdad? Pero es más que suficiente para que un negocio funcione y se mantenga a lo largo del tiempo. Si no estás en estos números o quieres aumentarlos, a continuación te damos tips para conseguirlo.

¿Cómo mejorar la tasa de conversión?

Aumentar la tasa de conversión quiere decir que una mayor parte del tráfico web se convierte en acciones significativas para crecer tu negocio. Por tanto, una tasa de conversión baja podría indicar problemas como:

  • Un diseño web o página de destino ineficiente para completar las acciones
  • Tu oferta no está bien planteada. Es decir, puede ser muy cara o no ser lo suficientemente valiosa para ser considerada por tu audiencia. 

Ahora, veamos cómo solucionar estos problemas.

# Considera tu oferta

Una de las mejores formas de mejorar la tasa de conversión es modificando tu oferta. Entre más buena sea, más personas que visiten tu sitio, van a querer obtenerla. 

Esto no quiere decir que mientas o que cambies tus productos, pero sí que te enfoques en mostrar los beneficios de tus ofertas, es decir, más que hablar de ellos mismos, preséntalos como soluciones a problemas. 

Así será más sencillo que los visitantes se identifiquen y realmente consideren adquirir tus productos. 

# Optimiza tu sitio web para las conversiones

Cuando estés seguro de que tu oferta es la correcta para tu audiencia, enfócate en optimizar tu sitio web. Muchas veces se descuida este elemento, que es sumamente importante.

¿Cómo puedes hacerlo? 

  • Realiza pruebas A/B con diferentes elementos de tu página para ver cómo cambia el número de conversiones.
  • Trabaja para que el título comunique tu propuesta de valor de manera clara y sin ambigüedad.
  • Emplea colores contrastantes para que sea más fácil de leer tu sitio web y realmente resulte llamativo para los visitantes. 
  • Coloca de forma estratégica los formularios y CTA para que sean visibles y las personas quieran actuar en consecuencia en el momento justo.
  • Emplea imágenes de calidad en cuanto a tus productos, pero sobre todo, reales. 
  • Asegúrate de que tu sitio web funcione bien en dispositivos móviles, pues es desde donde más se visitan páginas en la actualidad.
  • Abre canales de comunicación para que tus potenciales clientes resuelvan dudas y den el paso definitivo a la compra. 

Pensamientos finales

Como has podido ver, la tasa de conversión es un elemento clave dentro de las empresas y el marketing digital y para mejorarla, debes poner atención en todo lo que compone las campañas que lanzas. 

Analiza cada uno de estos componentes, realiza optimizaciones y mide constantemente para que puedas saber si tus esfuerzos van por buen camino.

Otros lectores también leyeron ...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *