¿Qué formas de financiación alternativa existen?

Qué formas de financiación alternativa existen

La búsqueda de financiación es una constante para cualquier empresa ya que para el adecuado desarrollo de la actividad necesitan de recursos con los que seguir creciendo. La financiación autónomos se encuentra en muchos casos con problemas debido a la gran cantidad de requisitos que los bancos establecen para poder conseguir un crédito o préstamo.

Para las empresas y autónomos es una necesidad contar con recursos recurrentes con los que poder afrontar el crecimiento y realizar nuevas inversiones. En la actualidad es posible acceder a fórmulas alternativas de financiación con las que las empresas.

Tipos de financiación alternativa

Existen diversos tipos de financiación alternativa a la que hoy en día pueden acceder las empresas y los autónomos. Estas son las alternativas de financiación más habituales hoy en día.

Descuento de pagarés

Esta forma de financiación se usa cuando una empresa dispone de pagarés con una fecha de vencimiento y necesita recursos. Para poder obtener liquidez lo que puede hacer es acudir a una sociedad financiera que pueda anticipar el importe del pagaré previo a la fecha de vencimiento a cambio de una comisión y restando el interés generado.
Esta forma de financiación permitirá a las empresas disponer de los recursos que necesitan.

Factoring

El factoring es otra forma de obtener financiación ya que, mediante esta fórmula, las empresas pueden ceder el crédito que tienen que cobrar a una entidad financiera. Estos créditos habitualmente forman parte de la actividad corriente de la empresa.

Business angel

Los business angel son inversores privados que suelen buscar oportunidades de inversión entre las empresas. Este tipo de inversión no está al alcance de cualquier empresa, ya que los business angel suelen invertir en mayor medida en empresas que les ofrezcan cierta fiabilidad y que tengan un modelo de negocio ya funcionando.

Crowdfunding

El crowdfunding es una de las formas de financiación alternativa más recientes a las que puede optar una empresa. Se trata de un sistema por el cual muchos pequeños inversores pueden aportar a un proyecto empresarial para lograr que salga adelante. Habitualmente, el crowdfunding se usa para proyectos que están empezando y que tienen que validar su modelo de negocio.

Dentro del crowdfunding puedes encontrar diferentes tipos como el crowdfunding de inversión, con el cual las empresas ofrecen participación en su capital a cambio de la inversión recibida.

También se puede encontrar el crowdfunding de préstamos o crowdlending que supone una forma de recibir préstamos entre muchos pequeños prestamistas en unas condiciones de plazos de devolución y de tipos de interés.

Con estas fórmulas de financiación las empresas y autónomos pueden optar a otras opciones fuera de los canales tradicionales bancarios. Ante la falta de liquidez gracias a estas nuevas formas de acceder a financiación las empresas logra superar sus baches y seguir creciendo.

Cualquiera de las vías de financiación alternativa indicadas es válida para cualquier empresa, solo será necesario que cada organización elija la que mejor puede encajar en su tipo de cultura, de sus necesidades económicas y de sus propias preferencias. No todas las fórmulas de financiación alternativa permitirán obtener la misma cantidad de dinero.

Otros lectores también leyeron ...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *